KOKEDAMAS



LA TÉCNICA



Lo que necesitamos para hacer una kokedama son los siguientes materiales:

- 1 planta pequeña

- Tierra para macetas y akadama

(en alternativa una mezcla de tierra apta para bonsai *)

- Agua

- Musgo

- Tijeras

- Aguja de ganchillo

- Hilo de varios colores

- Guantes de jardinería

- Dos barreños (uno para la tierra y otro para el musgo)



Lo primero que tienes que hacer es elegir la planta y limpiar las raíces agitándola con suavidad para eliminar la tierra en exceso. Hemos comprobado que no existe una única técnica para realizar kokedamas, depende un poco de la planta y de las preferencias que uno tiene.

En MiKokedama procedemos realizando una mezcla con tierra de maceta, akadama, arlitas y agua en un barreño. Luego vamos a formar una bola con esta mezcla alrededor de las raíces de la plantita.

Es importante colocar las raíces de la planta de manera circular, así que el crecimiento siga de esta forma. Hay que prestar atención en no apretar demasiado la bola para no romper las raíces, pero al mismo tiempo debemos conseguir una bola bastante compacta.



La cantidad de agua puede ser variable, según el clima y la tierra que se esté usando, un exceso de agua puede marchitar las raíces de nuestra kokedama, una escasez en cambio, no permite realizar una bola compacta: hay que encontrar el termino medio. Seguidamente envolvemos la bola de mezcla de tierra con musgo.

Este paso puede ser el más complicado y, según la práctica de cada uno, puede ser recomendable ayudase con una bolsa de plastico o una hoja de periodico para conseguir que el musgo se pegue a la bola de manera uniforme.


Por último, procedemos a envolver la bola de musgo con hilo, la aguja de ganchillo es útil a la hora de inmovilizar el hilo una vez terminado de atar la bola. No es necesario, ni aconsejable, usar mucho hilo ya que solo sirve a que el musgo quede en su sitio.

* disponible en cualquier floristería